El Proyecto de Verdad y Memoria de Archivo Cuba es un vehículo de recuperación de la verdad, investigación, recopilación de material, diseminación de información y capacitación en temas de justicial transicional (memoria, verdad y justicia). Compila un registro abarcador del costo en vidas de la revolución cubana durante dos dictaduras (las de Batista y los Castro) y promueve la transición a la democracia en Cuba.

Se espera que conocer las historias de las víctimas propicie una toma de conciencia sobre la naturaleza violenta del régimen cubano y un mayor apoyo en la defensa de los derechos del pueblo de Cuba.

Por favor lea detenidamente las Reglas de Uso de este sitio.

Esta iniciativa defiende el derecho intrínseco de cada persona a vivir en libertad y con seguridad, promueve una cultura de respeto por la vida y honra a los que han perdido sus vidas. Parte de la premisa de que conocer y reconocer las injusticias sistémicas propicia el bienestar psicológico de las víctimas y la sociedad como un todo y de que la recuperación constructiva de la verdad promueve la reconciliación y evita las atrocidades. Busca sembrar una semilla de paz, justicia y reconciliación y promover una transición pacífica a una Cuba libre y democrática.

Protocolo ético
Archivo Cuba se adhiere a estrictos lineamientos éticos al recoger testimonios e información para sus proyectos, cuyos fines son educativos y para promover los derechos humanos. Se obtiene información directa de personas que voluntariamente y sin presión alguna proporcionan sus relatos, fotografías y otra documentación habiendo hecho su propia evaluación de riesgos y beneficios. Sus datos privados se mantienen confidenciales y se respeta toda solicitud de anonimato. Las fuentes secundarias citadas son públicas.

Archivo Cuba compila un registro abarcador de muertes y desapariciones con objetividad y transparencia, sin importar los atributos o afiliaciones políticas, ideológicas u otras de las víctimas. La base de datos (en inglés) documenta muertes y desapariciones a partir del 10 de marzo de 1952, fecha en que el General Fulgencio Batista suspendió la constitucionalidad democrática en Cuba, dando comienzo al proceso revolucionario.

El trabajo no es enteramente abarcador, ya que el costo real en vidas del proceso revolucionario cubano supera con creces los casos que se han podido documentar. Entre sus principales lagunas  están las muertes en intentos de salida, en custodia y las provocadas por las intervenciones internacionales de Cuba.

La documentación de casos de muerte y desaparición se actualiza y mejora constantemente, es un trabajo en proceso. Se usa el término “caso documentado” para indicar los casos que se han identificado e investigado, a los que en la base de datos se le asigna un número de referencia al azar.

Cada caso documentado cita las fuentes de las que se ha derivado la información. Si éstas aparecen en forma abreviada, pueden buscarse con la cita bibliográfica completa en el directorio de fuentes (Source Directory). Se piensa que algunas fuentes secundarias replican a otras fuentes. Los datos de fuentes primarias que no son públicas no se dan a conocer para proteger su privacidad.

Las discrepancias entre distintas fuentes, tales como las variaciones de nombre y fechas, se citan como “conflicto de evidencia.”

Los casos se clasifican por tipo de víctima, causa de muerte, etc., con el fin de interpretar información compleja, pero dichas clasificaciones no son necesariamente exactas.

Clasificación de los casos

Se usa el término “caso documentado” para indicar los casos que se han identificado e investigado, a los que en la base de datos se le asigna un número de referencia al azar.

Para facilitar el uso y el análisis de la información con fines educativos y de investigación, Archivo Cuba ha clasificado los casos de la base de datos de muertes y desapariciones bajo los siguientes parámetros: “Death attribution” (¿a quien se atribuye la muerte o desaparición?), “Cause of death,” (causa de muerte), y “Victim type” (tipo de víctima). Se busca resumir información compleja, pero no necesariamente constituye la manera más precisa de presentarla. 

La ocupación de la víctima, cuando existe esta información, se reporta según las clasificaciones uniformes del Departamento del Trabajo de los Estados Unidos.

Fuentes y Discrepancias 

Archivo Cuba documenta los casos de muerte y desaparición que reporta usando información de fuentes primarias dentro y fuera de Cuba así como de material bibliográfico contenido en libros, revistas, informes, noticias, listas, y otros. Cada caso que aparece en la base de datos hace referencia a las fuentes de las cuales se ha derivado la información y solo refleja la precisión y veracidad de dichas fuentes. También puede haber errores no intencionales al añadirse ciertos datos a la base de datos electrónica, así como en su clasificación.

Algunas fuentes (“Sources”) aparecen en los archivos de la base de datos en forma abreviada, sin embargo, muchas pueden verse en su detalle en el directorio “Source Library.” Las fuentes primarias usualmente se detallan genéricamente si no son de dominio público, ya que sus nombres, direcciones, etc. no se hacen públicos para proteger la privacidad de los testigos.

A menudo, las fuentes citadas discrepan entre sí con respecto a ciertos aspectos, tales como nombres, fechas y lugares o, incluso, forma de muerte y otras circunstancias. Dichas discrepancias aparecen detalladas bajo “Conflicts of Evidence” (conflictos en la evidencia).

Cuando las fuentes discrepan entre sí, se escoge la información a destacar en la base de datos interpretando los datos de la mejor manera posible, sin embargo, la selección no es necesariamente la más exacta o correcta con respecto a los otros datos. Usualmente se asigna mayor peso a las fuentes primarias al escoger cómo se reportarán detalles de casos sobre los cuales hay diferencias entre las fuentes utilizadas, pero necesariamente las fuentes primarias proveen la información más correcta.

Se presume que algunas fuentes bibliográficas se derivan de otras fuentes también citadas en este portal y no de fuentes primarias, por lo que muchas repiten las mismas discrepancias. Esto no necesariamente indica que la información sea más o menos cierta.