Violín venezolano por la libertad honrará a las víctimas del comunismo en Washington, D.C.

Ver artículo aquí

Diputado español Fernando Maura sobre dictadura cubana, 7 feb. 2017.

Ver Artículo Aquí

Grupos Opositores Cubanos piden condiciones para el acuerdo Union Europea-Cuba

Ver Artículo Aquí

Carta de opositores cubanos a la Unión Europea
enviada 11 diciembre 2016

(actualizada con firmas recogidas hasta el 12/12/2016)

Ver la Carta Aquí

Noviembre 2016 Alerta

Muerte de Fidel Castro

Free the Forgotten Cuban Five, 1/9/2015

“Last December 17th, President Obama announced the release of the three remaining convicted five Cuban spies and the intention to normalize relations with the Castro military dictatorship with no human rights conditions on the agenda. Cuba had purportedly committed to free 53 political prisoners. …we hope for the release of five men wasting away in dreadful dungeons since 2003 for a hastily planned and foiled hijacking attempt to flee Cuba for the United States.”

Letter to PepsiCo’s CEO

Sent by email on November 17, 2015.

Indra K. Nooyi
Chairman and CEO
PepsiCo Inc.

Dear Ms. Nooyi:

On November 6th, Reuters reported that Pepsi Co. was among fifty U.S. firms attending the Havana Trade Expo. While noting their awareness of a lacking clarity on how to make money in the Communist-ruled country, there was nothing on the fact that for the last five and a half decades Cuba has been ruled by a military dictatorship sustained on a huge repressive apparatus.

Doing business in today’s Cuba implies considerable risks that will come up in responsible due diligence. Moreover, it has serious ethical implications, as it requires partnering with a criminal regime that controls –particularly through its military conglomerate- most of the economy and systematically violates numerous I.L.O. conventions and labor standards.

Claims that doing business in Cuba will somehow empower the people economically or politically are ill-advised. A quarter century after Cuba, faced with the demise of the Soviet bloc, opened to tourism and business of the capitalist kind, it has primarily funded and enabled the police state.

Rushing to Havana to seek ways to profit from the oppressed and impoverished Cuban people falls prey to a hype cleverly designed to suit the purposes of Cuba’s regime. We trust that Pepsi Co. will honor its Global Code of Conduct and maintain a clear stance for human rights and fair labor practices as necessary conditions for doing business in Cuba.

We would be pleased to brief your staff on issues pertaining Cuba’s business climate including the situation of labor and human rights.

Sincerely,

 

Maria C. Werlau
Executive Director

Cuba Archive
www.CubaArchive.org
info@CubaArchive.org
Tel. (973)701-0520

More…

Free the Forgotten Cuban Five, 1/9/2015
**No translation available/ninguna traducción disponible**

“Last December 17th, President Obama announced the release of the three remaining convicted five Cuban spies and the intention to normalize relations with the Castro military dictatorship with no human rights conditions on the agenda. Cuba had purportedly committed to free 53 political prisoners. …we hope for the release of five men wasting away in dreadful dungeons since 2003 for a hastily planned and foiled hijacking attempt to flee Cuba for the United States.”

Click here to continue reading.

XX Aniversario de la Masacre del Remolcador

1ro de julio 2014, Summit, New Jersey. Entre las atrocidades más flagrantes del régimen cubano, se destacan la Masacre del Remolcador “13 de marzo” en 1994 y la del Río Canímar en 1980, ambas ocurridas en el mes de julio; ponen de manifiesto el profundo desprecio del liderazgo cubano por la vida humana y las libertades fundamentales. En este aniversario recordamos a las víctimas —su trágico fin se nos hace más triste ante la impunidad que ha gozado la dictadura cubana.

La madrugada del 13 de julio de 1994 un grupo de alrededor de 70 personas abordó sigilosamente el remolcador “13 de marzo” para escapar a los Estados Unidos. Al salir del puerto de la Habana, tres remolcadores que los esperaban en la oscuridad comenzaron a perseguirlos. Pronto les echaban chorros de alta presión y sin piedad arrancaban a niños de los brazos de sus padres mientras todos gritaban de horror y varias personas caían al mar. Finalmente, uno de los remolcadores asesinos propinó el golpe final que hundió el “13 de marzo.” Todos los pasajeros refugiados bajo cubierta quedaron atrapados; daban desesperados golpes y gritos hasta que se ahogaron. En la oscuridad, Los sobrevivientes se aferraban a la vida en mar abierto mientras los remolcadores que perpetraban el crimen daban vueltas en círculos alrededor de ellos, creando remolinos y turbulencias para ahogarlos. El ataque cesó repentinamente cuando un carguero de bandera griega se aproximó al puerto de la Habana. Entonces, buques de la Marina cubana que presenciaban el ataque comenzaron a rescatar a los sobrevivientes. Al llegar a tierra, las mujeres y niños fueron interrogados antes de poderse ir a casa; los hombres estuvieron presos varios meses, endrogados por la fuerza. Ninguno de los cuerpos de las treinta y siete víctimas, entre ellas once niños, fue devuelto a sus familias para su entierro. A los sobrevivientes y familiares de los muertos se les negó toda información y se les sometió a vigilancia constante. Muchos fueron despedidos de sus trabajos y acosados constantemente por la autoridades; poco a poco todos fueron emigrando.

El gobierno cubano declaró que fue un accidente y, como de costumbre, culpó a los Estados Unidos por su política de inmigración. Más adelante se supo que había infiltrados en el grupo que planificó la operación, el objetivo era dar un ejemplo para evitar más huidas. Los reclamos a nivel internacional llevaron al gobierno a prometer una investigación. Sin embargo, se galardonó al jefe de la operación, el piloto del remolcador Jesús González Machín, con una medalla de “Héroe de la Revolución Cubana”. Todas las solicitudes de información y restitución por parte de organismos internacionales permanecen en el olvido.

Catorce años antes, el 6 de julio del 1980, había ocurrido un evento parecido. El 6 de julio de 1980 tres jóvenes se apoderaron de una recién inaugurada embarcación para excursiones, el “XX Aniversario,” que navegaba a lo largo del pintoresco Rio Canímar, desembocando en la bahía de Matanzas. Los pasajeros gritaron de sorpresa y alegría, pero pronto las autoridades iban al acecho y lanchas de alta velocidad de la Marina cubana y un avión de la Fuerza Aérea dispararon a mansalva contra los pasajeros. Finalmente, un barco pesado embistió la nave hasta que se hundió. La mayoría se ahogó. El número de las víctimas quedó en secreto, pero se cuentan al menos 56 conocidas, incluyendo cuatro niños (el barco tenía capacidad para cien pasajeros y sólo sobrevivieron diez personas). No se entregaron los cadáveres recuperados a sus familiares y se prohibieron los funerales comunitarios. El gobierno cubano declaró que había sido un accidente y amenazó a los sobrevivientes con prisión para exigir su silencio, manteniéndolos bajo vigilancia por años.

La comunidad internacional ha pasado por alto que durante décadas el régimen cubano ha estado asesinado civiles que tratan de huir de su país. Aún después de que Cuba pasara una nueva ley migratoria efectiva enero del 2013 permitiendo muchos más viajes al exterior, se han recibido informes sobre tiroteos por parte de guardafronteras a civiles que tratan de huir. Cientos, quizás miles, han muerto a manos de las autoridades cubanas en intentos de salidas marítimas, buscando asilo en embajadas extranjeras o intentando entrar a la Base Naval de los Estados Unidos en Guantánamo. Hoy la base estadounidense sigue vedada con alambres de púa y rodeada de minas mientras que los guardafronteras cubanos tienen órdenes de disparar a matar. El Código Penal Cubano sigue penalizando los intentos de salida sin permiso del gobierno con veinte años de cárcel o muerte por fusilamiento. Cientos, sino miles han sufrido prisión por esos supuestos crímenes y en la actualidad un número de presos políticos sirve largas condenas por intentar escapar de la isla. Destacamos el secuestro de una nave en un intento de salida “ilegal” del 2003. A pesar de que nadie fue herido, los tres cabecillas fueron fusilados y cinco jóvenes permanecen presos; cuatro cumplen sentencias de por vida —Harold Alcalá Aramburo, Yoanny Thomas González, Ramón Henry Grillo, y Maikel Delgado Aramburo; otro, Wilmer Ledea Pérez, va por el año 19 de su condena de 30 años.

Archivo Cuba llama a los gobiernos mundiales, a las organizaciones internacionales y a todas las personas de buena voluntad a hacer al gobierno cubano responsable de sus crímenes y a exigir que se respeten los derechos fundamentales de los cubanos a la vida, a la seguridad y a la libertad de salir de su país por voluntad propia. Se extiende a todos una invitación a levantar conciencia sobre estos crímenes y organizar o sumarse a actividades de conmemoración.♣

Para más detalles, ver www.ArchivoCuba.org.

Informe – Masacre del Remolcador (con fotos de víctimas)
www.ArchivoCuba.org – ver sección Informes

Informe – Masacre del Río Canímar

Informe – Civiles Asesinados en Intentos de Salida

Entrevistas fílmicas cortas sobre asesinatos en intentos de salida
Ver sección Multimedia en www.ArchivoCuba.org:
–María Iglesias sobre tiroteo por guardafronteras.
–Jorge Grave de Peralta sobre El “Muro de Berlín” de Guantánamo.
–Jorge García sobre masacre del remolcador.
–Nilda Pedraza sobre el asesinato de su hijo

Archivos electrónicos para cada víctima documentada en intento de salida (sólo en inglés)
www.CubaArchive.org/database/
Se autoriza la reproducción y redistribución de este material siempre que se cite la fuente.

Julio 2014. © Derechos reservados.

URGENTE

PELIGRA MATRIMONIO CUBANO DE DEFENSORES DE
DERECHOS HUMANOS:
“NO PERMITAN QUE NOS MATEN.”

13 febrero de 2014. Summit, New Jersey, USA. Desde Cuba Martha Beatriz Roque envió el siguiente correo electrónico (13/2/2014, 2:15 PM) a su lista: “Me llamó por vía telefónica Jorge Luis García Pérez Antúnez en este momento y me informó que asaltaron su casa por tercera vez, está arrestada su esposa y él recobró el conocimiento tirado en la calle al lado de una perseguidora. No permitan que nos maten fue lo que me transmitió con la lengua tropelosa.” Luego, Martha Beatriz escribió a Archivo Cuba: “Me quedé muy preocupada cuando oí la voz de Antúnez lo sentí muy mal y sobre todo con el cansancio de quien no tiene apoyo, me preocupa que lo matan y no pasa nada lo dejaron solo solo y en huelga de hambre.”

“Antunez,” y su esposa Iris Tamara Pérez Aguilera  son conocidos líderes de la oposición pacífica cubana. Comenzaron una huelga de hambre la mañana del 10 de febrero en protesta contra los múltiples y violentos actos de represión a los que han sido sometidos por las autoridades con particular persistencia en días recientes –-arrestos, golpes, allanamientos, confiscación de sus pertenencias.  Hace días su teléfono fue cortado y desde el 24 de enero su casa permanece rodeada por fuerzas de seguridad sin permitírseles salir.  La pareja vive en Placetas, provincia de Villa Clara, que está a alrededor de 200 millas de la ciudad de la Habana.

Ver más sobre los recientes atropellos Aquí

Ver más sore Antunez Aquí

7 de abril de 2013, ciudad de New York. Anoche, el artista Geandy Pavón exhibió su “Némesis” más reciente en la fachada del edificio de la Misión de Cuba ante Naciones Unidas, ubicando en 315 Avenida Lexington de Nueva York.

Ver texto completo aquí–>

HE NEW YORK SUN

El elevado costo de la nueva ley de migración cubana

Por MARIA WERLAU, Especial para el New York Sun | 14 enero 2013

Hoy entra en vigor en Cuba la nueva Ley de Migración anunciada con gran fanfarria en octubre pasado. Sin embargo, es poco más que una nueva artimaña de una dictadura en bancarrota para financiar una economía fracasada y confundir a la opinión pública mundial.  Poco después de ascender al poder en enero de 1959, Fidel Castro decretó que los ciudadanos cubanos necesitarían un permiso de salida del gobierno revolucionario. Pasado más de medio siglo, aún los cubanos no son libres para salir de su país por cuenta propia.

Ahora sólo se requerirá un pasaporte válido y una visa del país de destino para autorizarse la salida del país. Hasta hoy, había que someter una carta de invitación, gestionarla a un costo de $200 y, si se autorizaba, pagar un permiso de salida por US$165. Además, debía pagarse cada extensión mensual de la estadía en el exterior a razón de US$150. El que se hayan eliminado dichas restricciones ahorrará onerosos trámites burocráticos y un mínimo de US$321.

La nueva ley, sin embargo, duplica el costo del pasaporte emitido dentro de Cuba. Tomando en cuenta el salario mensual medio de US$19 (455 pesos), los precios son aún más exhorbitantes. Hasta hoy, un pasaporte válido por seis años costaba en Cuba el equivalente a US$55; la actualización requerida cada dos años costaba US$20. Ahora el precio del pasaporte subió a US$100 y representa 5.3 meses de salario o 44% del salario medio anual; la actualización sigue costando $US20, lo que supone un mes de salario anual cada dos años.

Estos precios son prohibitivos para el ciudadano promedio. En la economía socialista de planificación central cubana sólo pueden acceder a moneda dura la elite gobernante y un pequeño grupo que trabaja en el sector foráneo. La mayoría de los ciudadanos no podrá obtener un pasaporte sin la ayuda económica de familiares y amigos en el extranjero.

En los Estados Unidos, el costo comparativo de un pasaporte sería de US$19,836.84. En términos relativos, un ciudadano estadounidense tendría que pagar al gobierno alrededor de US$20,000 para poder obtener un pasaporte, desenfundar US$4,000 adicionales cada dos años y pagar nuevamente US$20,000 para renovarlo al cumplirse seis años. En la actualidad, un pasaporte estadounidense de adulto es válido por diez años y cuesta US$165 la primera vez, luego US$110 para renovarlo.

La nueva ley de migración cubana conserva los impedimentos usuales para salir del país. El artículo 216 del Código Penal de Cuba penaliza el intento de salida “sin cumplir las formalidades legales” con uno a tres años de privación de libertad o elevadas multas. La policía política –o sea, el Ministerio del Interior— continuará decidiendo quien podrá viajar, sólo que ahora emitirá a su discreción pasaportes en vez de permisos de salida. Se le otorgarán a quienes cumplan con los requisitos de la nueva ley y se podrán negar, entre otras cosas, por “razones de interés publico,”  “defensa y seguridad nacional” o “para preservar el capital humano.” Asimismo, continúan en vigor las estrictas regulaciones que aplican a médicos y personal de salud, atletas de alto rendimiento, profesionales, personal de gobierno, militares y cualquiera otros cuyo desempeño o manejo de información se considere “vital” para el estado.

El que algunos tendrán que pagar menos es bienvenido, pero los cambios permiten al régimen mantener el mismo nivel de control y probablemente devengar más recursos. El ciudadano que obedezca podrá viajar al exterior más fácilmente y a menor costo si consigue el pasaporte. Lo que es más, podrá trabajar y permanecer fuera del país hasta 24 meses —más que el límite de 11 hasta ahora— antes de ser designado emigrante, confiscándosele su propiedad personal y restringiéndosele el regreso (que, de permitirse, es con una estadía máxima de 90 días). Se podrán negar las actualizaciones del pasaporte cada dos años por cualquiera de las razones anteriores o “cuando por otras razones de interés público, lo determinen las autoridades facultadas.” El estado totalitario, acostumbrado a explotar a los ciudadanos, diseñó esta ingeniosa extorsión para mantener a sus dóciles vasallos rellenándole los cofres.

Algunos se han apresurado a elogiar los cambios a pesar de que son esencialmente procesales. Pero congratular a la dinastía de los Castro por este nuevo artificio hace pensar en el síndrome de mujer abusada —la víctima se mantiene sumisa para evadir los golpes y concentra sus esfuerzos en aplacar al abusador en vez de enfrentarlo.

El salir y entrar al país de origen es un derecho entronizado en la Declaración Universal de Derechos Humanos que se respeta en todos los países salvo en los peores represores. Toda interferencia en el ejercicio pleno de este o cualquier derecho fundamental de los cubanos es una aberración que debiera denunciarse con firmeza.

Ms. Werlau reside en New Jersey. Es Directora Ejecutiva del proyecto Archivo Cuba y pertenece a la Junta Directiva de la Asociación para el Estudio de la Economía Cubana.

Vea el original en ingles aquí

Cuban LGBT activist detained, 9/11/2012
Tuesday, September 11, 2012. This morning LGBT activist Leannes Imbert Acosta was detained in Havana by State Security (political police) and taken in a white LADA car to an undisclosed location.

Read more here

Update: 11PM, September 11, 2012. Leannes Imbert Acosta was released tonight after spending around 12 hours in detention. She spoke with Cuba Archive shortly after her release and reported that State Security officials took her to a house in a remote location outside Havana. She was pressud to call off the multimedia exhibit on UMAP concentration camps that her LGBT group had scheduled for tomorrow, September 12th. They also confiscated the materials (copies from the exhibit) she intended to take to Cuba’s Center for Sexual Education ( CENESEX), for delivery to Mariela Castro, its director. After Leannes refused to give up the plan for the exhibit, the hostility and threats increased in intensity. Finally, after an exhausting day during which Leannes stood her ground, they drove her back to Havana. The owners of the locale where the exhibit had been scheduled were pressured (threatened) by State Security and cancelled. The organizers are looking for alternative venues and have postponed the opening.

Investigar la muerte del líder disidente Oswaldo Payá, 31/7/2012

“El choque automovilístico que el pasado 22 de julio causó la muerte de Oswaldo Payá, importante líder opositor de Cuba, y de Harold Cepero, joven miembro de su movimiento, ocurrió en circunstancias sospechosas y está rodeado de muchas preguntas sin respuesta. (…) La comunidad internacional debe investigar si hay responsabilidad del estado o agentes del estado involucrados en estas muertes.”

   Ver texto completo aquí —

   Ver también informe sobre accidentes sospechosos y muertes extrañas aquí —

Alert: Cuban Journalist and Prisoner of Conscience on Hunger Strike

URGENT ACTION APPEAL
From Amnesty International USA

Issue Date: 14 March 2013

PRISONER OF CONSCIENCE ON HUNGER STRIKE
Independent journalist and prisoner of conscience Calixto Ramon Martinez Arias is on hunger strike to protest against his detention in Cuba. As a result, he has been placed in solitary confinement in a punishment cell. (…) Amnesty International believes Calixto Ramon Martinez Arias’ detention is politically motivated and related to his peaceful exercise of freedom of expression.

See full text here.

Misteriosa muerte de líder opositora, 25/10/2011

Debe investigarse la muerte de Laura Pollán, líder de las Damas de Blanco de Cuba

Contacto:
Archivo Cuba – Proyecto de Verdad y  Memoria
Tel. 973.701-0520 / info@CubaArchive.org / www.CubaArchive.org

25 de octubre, 2011. Summit, Nueva Jersey. Las sospechas acerca de la muerte de Laura Pollán, fundadora de las Damas de Blanco, van en aumento y están bien fundadas. [Vea el artículo de Mary O’Grady, “La misteriosa muerte de una disidente en La Habana”, publicado ayer en The Wall Street Journal]. Se hace necesaria una investigación por expertos independientes y lo antes posible.

Laura Pollán, de 63 años de edad, murió alrededor de las 7PM el 14 de octubre. Fue co-fundadora y la cara pública de las Damas de Blanco,  ganando apoyo mundial para sus esposos, hijos y hermanos —un grupo de 75 cubanos sentenciados a largas condenas en el 2003. Para lavar su imagen, el régimen cubano excarceló a los 75 prisioneros de conciencia, casi todos directamente al exilio. Héctor Maseda, esposo de Laura, fue liberado en febrero pasado, pero se negó a salir de Cuba. Ella entonces declaró que las Damas de Blanco se convertirían en organización de derechos humanos abierta a todas las mujeres que abogaría por todos los presos políticos. (Ver entrevista enhttp://vimeo.com/30272893). Laura no permitiría que el movimiento se volviera irrelevante; el gobierno desató más violencia contra ellas.

Las co-fundadoras de las Damas de Blanco, Berta Soler, desde La Habana, y Yolanda Huerga, representante en los Estados Unidos, nos han relatado los detalles de la repentina enfermedad y muerte de Laura. Archivo Cuba está construyendo un recuento detallado. En resumen, Laura estaba saludable y activa a pesar de su diabetes. Desde que enfermó, nunca se le dió un diagnóstico creíble a la familia ni acceso a su archivo médico. Dos días antes de la muerte, se les dijo que probablemente sufría de dengue complicado con un virus sincitial, contraído en el hospital y casi nunca fatal. Sin embargo, el dengue no figura en el certificado de muerte, donde como causa aparecen: diabetes mellitus tipo 2, bronconeumonía y virus sincitial.

Las autoridades cubanas dictaron lo que aconteció después del fallecimiento. Supuestamente se practicó una autopsia, aunque el cadáver estuvo en la morgue sólo una hora. A medianoche se autorizó un velorio de poco más de una hora y de ahí se envió el cadáver al crematorio. La familia no pudo ver que el cadáver se insertó en la gaveta de cremación, tal como usualmente se permite. En menos de hora y media, antes de las 5AM, les entregaron las cenizas. Sin embargo, la cremación y enfriamiento de las cenizas demora varias horas.

Que la autopsia haya sido tan rápida y la cremación tan inmediata es muy inusual dado el perfil público de Laura, su intrigante enfermedad y la falta de un diagnóstico convincente. La policía política, que dirigía todo en el hospital, sabía que el esposo de Laura preguntaba si pudo haber sido inoculada con alguna toxina o germen. ¿Si el régimen no tenía nada que esconder, por qué no brindó transparencia para disipar las dudas?

El pasado 24 de septiembre, una turba organizada por el gobierno atacó a un grupo de Damas; Laura sufrió mordidas y arañazos. Desde el 2009 varias Damas han venido reportando que han sido pinchadas por enardecidos emisarios del régimen, desarrollando síntomas preocupantes. Rita María Montes de Oca dijo haber sido inyectada en un ataque a las Damas el 18 de agosto. Ha tenido nauseas, mareos, hinchazón en las piernas, dolor agudo en un ojo y otros síntomas que han ido empeorando. Teme ir por ayuda a un centro médico.

El 20 de octubre el ex preso político José Ángel Luque Álvarez fue golpeado y detenido en la Habana por llevar una camiseta con la palabra “cambio.” Informa que al ser puesto en libertad dos días más tarde el oficial de Seguridad de Estado Fernando Tamayo Gómez le dijo, amenazante: “Matamos a Laura. Lo podemos hacer contigo y no pasa nada.”

Es concebible que el régimen cubano se proponga eliminar a sus enemigos por la vía de armas biológicas o químicas. Entre 1995 y 2002 varios altos funcionarios civiles y militares de Estados Unidos hicieron declaraciones públicas reconociendo que el gobierno de EEUU creía que Cuba podía tener un programa de armas biológicas. Varios científicos que desertaron de Cuba confirmaban dichas sospechas. Asimismo, históricamente los presos políticos cubanos has temido la contaminación de su agua y comida en prisión, ya que muchos desarrollan enfermedades extrañas. Archivo Cuba ha documentado tres presos muertos cuyos familiares aseguran perecieron después de ser inyectados por la dirección del presidio. Se han reportado otros casos, pero faltan datos para documentarlos adecuadamente.

Hacemos un llamado a gobiernos y organizaciones internacionales de derechos humanos a que exijan una investigación de la muerte de Laura Pollán por un equipo forense que incluya expertos médicos y que pueda acceder a su archivo médico. También deben someter a prueba las cenizas para determinar si son de restos humanos.

January 20, 2012. Summit, New Jersey.  31-year old political prisoner Wilman Villar Mendoza died yesterday evening at a Santiago de Cuba hospital during a hunger strike to denounce his unjust incarceration. The cause was “multiple organ failure due to general sepsis” (systemic inflammatory response, infection, and organ dysfunction).  He leaves a wife and two daughters ages 5 and 7.

Last September, Villar joined the human rights group Cuban Patriotic Union of eastern Cuba led by former political prisoner of the 2003 Black Spring, José Daniel Ferrer García, released in 2011. OnNovember 14th, Villar participated in a public demonstration at his hometown of Contramaestre (northeast of Santiago de Cuba), calling for the end to repression against peaceful opponents and the Ladies in White.  Detained, he refused to abandon his dissident activities and was immediately put on trial. In a summary, closed, process, he was sentenced to four years of prison for “contempt, resistance, and attempting against the state,” and taken to the Aguadores prison of Santiago, where around 1,200 prisoners are subject to subhuman conditions and constant abuse by prison guards.

Villar was confined in a one-man punishment cell after refusing to wear the uniform for common prisoners. (Political prisoners have consistently protested the Castro regime’s refusal to acknowledge their unique designation, as per a long tradition in the pre-Castro era.)  He denounced the falsity of the judicial procedure and on November 24th declared a hunger strike, halting it briefly on December 25th when authorities said they would entertain his demand to reconsider his case.  By early January, nothing happening, he resumed the hunger strike demanding his release. Confined without clothes and water provisions, he contracted pneumonia. Yet, he was not given medical care and kept in the severe regime, which worsened his condition. It was only six days ago (January 14th),that he was transferred to the hospital, already in critical state.

Maritza Pelegrino, Villar’s wife, declared that Cuban authorities had killed him by letting him die unjustly and made orphans of their two girls. She reported that authorities had offered his release if she abandoned the Ladies in White. When she declined, they had threatened to take her daughters.

The regime has unleashed massive repression to contain any sign of protest or support for Villar. For days, large forces had surrounded the hospital and State Security agents all over Cuba had been detaining –in some cases violently assaulting- human rights defenders and members of the pro-democracy opposition movement to prevent them from gathering or visiting the hospital. Many remain blocked from leaving their homes, some of which have been attacked with rocks, feces, and all sorts of objects. After Villar’s death was announced, violence was unleashed against some family members and supporters gathered at the hospital. Large security operatives were immediately put in place, especially in locations of eastern Cuba, to prevent attendance of the funeral. Dozens have been detained, many receiving beatings. The town of Contramaestre is said to be under military siege and people have been arrested attempting to enter hotels to send photos and reports by internet.

Cuba Archive had documented 12 cases of death by hunger strike of Cuban political prisoners until Villar’s death.  (See www.CubaArchive.org –Reports.) Sadly, there are now 13.  Other prisoners held for non-political causes have also died in hunger strikes, the most recent this January 1st (René Cobas). The Cuban government released several dozen political prisoners in 2010-11, but around 60 remain in prison. Hundreds of human rights defenders have been detained the last year. The Red Cross, the U.N. Rapporteur on Torture, and international human rights’ monitoring groups are not allowed to inspect Cuba’s prisons or detention facilities.

Summary prepared from international media reports and internet reports of opposition members inside Cuba. See www.CubaArchive.org/database (Wilmar Villar, case #1130) for a listing.  Sources in Cuba cannot be reached by telephone.

Cuba Archive / Free Society Project, Inc. • P.O. Box 529 / Summit, NJ  07902 Tel. 973.701-0520 info@CubaArchive.org    www.CubaArchive.org

Dolia Leal Francisco is one of the founders of the Ladies in White and was one of the most militant, heading the Sunday marches and carrying on active advocacy campaigns with foreign governments journalists, and NGOs.  Her then husband Nelson Aguiar was released from prison for health reasons in October 2009 at the special request of the Spanish Foreign Minister during a visit to Cuba. They came to the United States as political refugees in April 2010.

Testimony of Dolia Leal, by telephone, July 22, 2012.

When her husband Nelson was at the Combinado del Este prison of Havana, Dolia had been warned by a State Security agent during a visit that she ought to be careful and tone down her activism, as she could well suffer a car accident. She had responded that she did not own a car and rarely rode in one and that if anything happened to her, it would be their fault –meaning the political police. He had responded: “Let’s see how you are going to prove it.”

Approximately 20 days later, on June 15, 2007, she was riding with a neighbor who was going to visit his father in his car and accompanied by his mother. They headed towards Combinado del Este, in the outskirts of Havana. She only remembers waking up at the hospital covered in blood, but the other two passengers, who escaped with minor injuries, related what happened.  As they rode along, a car going in opposite direction made a U-Turn and crashed into their vehicle at high speed.  Their car had been pretty much destroyed by the impact. The driver was reportedly a German citizen, a Dr. Waldemar Heinz Merck, in a rented car. The police that came to the scene had carried on happily with the German, even having cold drinks he had in his car, where they has sat chatting with the air conditioner on.

Dolia had been in the back seat on the passenger side, which suffered the brunt of the impact. She suffered severe facial and bodily bruises, a bitten tongue, cuts to her lips, and a posterior vitreous detachment in the right eye. A subsequent infection to both eyes almost resulted in her going blind and took four months to clear.

Inquiries after the accident at the German embassy produced no results, even though the German Ambassador in Cuba knew Dolia and visited her at home, bringing her food while she was recovering. The Embassy claimed to have no information and the Ambassador told her he could not talk about the matter. Cuban authorities provided her no information. She wrote a letter to pertinent authorities requesting an investigation, which was never responded to. The driver of the car found out at where the German was staying and went to the hotel, where he was told he had checked out to return to Germany urgently.

Following is the Spanish language report filed by an independent journalist in Cuba shortly after the accident with a photo of Dolia’s bruised face. 

CubaNet.org
Un accidente extraño
Junio 22, 2007
Juan González Febles

El auto en que viajaban Dolia Leal y Dennis Lorenzo fue impactado violentamente por un auto rentado marca Toyota, conducido por el turista alemán Dr. Waldemar Heinz Merck.

De acuerdo a la información que nos facilitó la Sra. Leal Francisco, proveniente de la Policía Nacional Revolucionaria, Merck era sólo eso, un turista.

Refiere la Sra. Leal que los policías revolucionarios fraternizaron con el supuesto turista en un ambiente distendido. Incluso bebieron refrescos enlatados ofrecidos por el turista, dentro de la atmósfera climatizada del Toyota. El accidente se produjo cuando Merck, a alta velocidad realizó un viraje en U e impactó al vehículo en que viajaban Leal y Lorenzo. La fuerza del golpe les desplazó a la senda contraria y les hizo impactar con otros obstáculos en la vía. El Moskvich quedó literalmente destrozado. Lo que quedó del mismo fue tasado por las autoridades en 1600 pesos cuc.

La Sra. Leal viajaba en el asiento trasero y se encontraba directamente detrás del asiento correspondiente al acompañante del conductor. Por tal razón sufrió severas lesiones en el rostro y en el resto del cuerpo. Su estado clínico fue declarado de cuidado en el hospital militar Luis Díaz Soto, ubicado al este de la capital, donde fue atendida.

La Sra. Leal Francisco quedará con un desprendimiento vítreo posterior en el ojo derecho. No pueden hacerse pronósticos sobre hasta que punto quedará afectada su visión. Por otra parte, sufre un proceso infeccioso en el ojo derecho que deberá ser tratado con antibióticos de amplio espectro.

En el momento de la redacción de esta nota, la Sra. Leal presenta síntomas de descoordinación que hacen pensar en un eventual stress post traumático. Se le ve profundamente afectada y por momentos incapaz de conducir su relato con coherencia.

Una funcionaria consular de la embajada de Alemania en La Habana fue consultada para que aclarara detalles sobre las circunstancias que rodean este caso. La funcionaria exigió a este reportero no ser citada en la información, y manifestó el desconocimiento de la embajada sobre accidentes, ya fueran de tránsito o de cualquier tipo, que hayan involucrado a ciudadanos alemanes. Tanto en la capital cubana, como en el resto del territorio nacional.

En trabajos posteriores se dará seguimiento a este inusual accidente.

jgonzafeb@yahoo.com

http://www.cubanet.org/CNews/y07/jun07/25a6.htm

Download document here.

Hoy se celebra el aniversario de la adopción por parte de la Asamblea General de Naciones Unidas en 1948 de la Declaración Universal de Derechos Humanos. Mientras el mundo proclama la  supremacía de los derechos humanos, Cuba se burla de sus estándares más fundamentales universalmente aceptados.

Ver informe en pdf dia_de_los_derechos_humanos_2010

 

Archivo Cuba emplaza al régimen cubano 

Summit, New Jersey, June 10, 2010. Ayer miércoles el Relator sobre la Tortura del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas dijo estar profundamente decepcionado con la decisión de Cuba de impedirle llevar a cabo una visita a la isla.

El abogado austríaco experto en derechos humanos, Manfred Nowak, anunció que el gobierno cubano no acomodaría su visita antes de finalizar su término (el segundo mandato de tres años) el próximo 30 de octubre.

Cuba es firmante del convenio contra la tortura y es miembro del Consejo de Derechos Humanos de ONU. Desde el 2005 Nowak buscaba visitar la isla. En febrero del 2009 el gobierno cubano le extendió una invitación formal para que lo hiciera antes de finalizar ese año, sin embargo, desde entonces ha dilatado la fecha de la visita.

Nowak declaró: “Me apena que, a pesar de su clara invitación, el gobierno deCuba no me haya permitido evaluar objetivamente la situación de la tortura y el maltrato en el país, mediante la recolección de evidencia de primera mano de todas las fuentes disponibles.”

Ayer mismo, un comunicado de prensa de la Misión Permanente de Cuba en Ginebra rebatió las declaraciones del relator, indicando que no corresponden con “el permanente esfuerzo” de sus autoridades para “facilitar la realización de la visita.” La nota añade que Cuba “no necesita una evaluación objetiva de la situación en el país,” pero reiteró la vigencia de la invitación y la voluntad de seguir trabajando para hacer posible la visita “en una fecha mutuamente convenida.” Afirma también supuestos logros de Cuba en materia de justicia, entre ellos el no haberse producido “un solo caso de ejecución extrajudicial o de desaparición forzada.” Durante años, altos funcionarios del régimen cubano han reiterado lo mismo en foros públicos.

Archivo Cuba emplaza al gobierno cubano a que permita la visita del relator antes de octubre y, además, a que pruebe falsos cada uno de los casos de ejecuciones extrajudiciales y desapariciones forzadas documentados por su proyecto sobre Verdad y Memoria. Su base de datos electrónica está disponible en inglés en www.CubaArchive.org y contiene detalles de cientos de casos. En ese portal, pueden verse resúmenes de muchos de estos casos tanto en inglés como en español (www.ArchivoCuba.org). Muchos se han denunciado ante organismos internacionales y cuentan con el testimonio de testigos presenciales y familiares de las víctimas.

Aparte de haber documentado a la fecha más de 3,800 fusilamientos por parte del actual régimen cubano, Archivo Cuba ha registrado más de 1,300 ejecuciones extrajudiciales, entre ellas varias masacres de civiles, tales como la del Remolcador 13 de marzo de 1994 y la del Río Canimar de 1980, el derribo de dos avionetas civiles en 1996 y el asesinato de cientos de presos políticos. Las desapariciones forzadas incluyen civiles desaparecidos en intentos de salida y varios casos de disidentes u opositores políticos.

Los documentos que contienen los detalles de todos estos casos están a la disposición de expertos internacionales en derechos humanos que deseen evaluarlos.

Contacto

Archivo Cuba – Proyecto de Verdad y Memoria
P.O. Box 529
Summit, NJ 07902 U.S.A.
Tel. 973.701-0520
www.ArchivoCuba.org

Arte-Protesta en la Sección de Intereses de Cuba, 20 mayo 2010 pdf nemesis_5.24.2010

Más trato cruel fue la respuesta del régimen cubano a la protesta de Orlando Zapata Tamayo. Fallece a los 42 años, convirtiéndose en la  onceava  víctima documentada por huelga de hambre en protesta a las condiciones carcelarias en Cuba.

pdf muerte_en_huelga_de_hambre_2.24.10

UN asked to not reelect Cuba to Human Rights Council. 5/4/2009

Consejo_ONU_5.4.09

LEGADO DE SANGRE Y LÁGRIMAS DE LOS HERMANOS CASTRO:
UN ARCHIVO ELECTRÓNICO SOBRE LAS VÍCTIMAS DE CUBA

30 de diciembre del 2007, Summit, New Jersey.  Anticipando el 49 aniversario de la Revolución cubana el 1ro de enero, la organización Archivo Cuba lanza una base de datos electrónica de sus víctimas. Aunque cubre todos los espectros políticos, se destacan la magnitud, severidad y naturaleza sistemática de los crímenes del liderazgo comunista cubano y se pone de manifiesto su largo y profundo desprecio por la vida humana.

El Archivo Cuba hace público hoy su registro cibérnetico en inglés con miles de casos documentados durante años de trabajo. Los interesados podrán acceder a él gratuitamente en el internet. El abarcador esfuerzo incluye todas las muertes y desapariciones descubiertas sin importar partidismos políticos e ideológicos de víctimas o victimarios. Hasta la fecha, sobre 9,000 casos están en el sistema, pero va creciendo a medida que continúa el trabajo.

Las víctimas abarcan más de cinco décadas. El estado cubano bajo Fidel y Raúl Castro emerge como el responsable de más de cuatro mil fusilamientos y sobre mil muertes en prisiones y centros de detención. El archivo contiene decenas de ejecuciones extrajudiciales de civiles, incluyendo niños, intentando huir del país por mar o buscando refugio en embajadas o en la base estadounidense en Guantánamo. Aparecen líderes religiosos y menores de edad fusilados así como mujeres embarazadas asesinadas en el presidio político. Para el 2007, se reportan nueve muertes extrajudiciales y cinco muertes en prisión por negligencia médica.

El portal electrónico www.ArchivoCuba.org provee acceso al registro y contiene material complementario tanto en inglés como en español, incluyendo informes y reseñas de casos. Archivo Cuba busca centrar la atención en las víctimas más que en las cifras, que cambian a medida que progresa el trabajo.

Con esta obra se busca dar a conocer el enorme costo humano del proceso político denominado “La Revolución Cubana.” Se hace con ella un llamado a gobiernos, organismos internacionales y a todas las personas de buena voluntad para pedirle al liderazgo cubano un rendimiento de cuentas por sus crímenes y negarle la legitimidad que merecen sólo los gobiernos civilizados y democráticos. El saldo de 49 años de dictadura y terror hace necesario exigir sin más demora los plenos derechos del pueblo cubano a la vida, la libertad, y la autodeterminación.

Contacto
Maria Werlau
Directora Ejecutiva
Tel. 973.701-0520
info@CubaArchive.org
www.ArchivoCuba.org

IMPUNES, PERO NO OLVIDADAS.

6 de julio del 2007, Summit, New Jersey.

Entre las flagrantes atrocidades cometidas por el régimen castrista en su larga historia de abusos, se destacan dos incidentes –la Masacre del Río Canímar y la del Remolcador 13 de marzo, ambas ocurridas en el mes de julio. Estos sucesos no dejan duda sobre el profundo desprecio del liderazgo cubano por la vida humana y su cruel trasgresión al derecho de los ciudadanos cubanos a salir de su país.

El 6 de julio de 1980 tres jóvenes se apoderaron de una recién inaugurada embarcación de excursiones, el “XX Aniversario,” que navegaba a lo largo del pintoresco Rio Canímar, desembocando en la bahía de Matanzas. Los sorprendidos pasajeros gritaron de alegría cuando supieron que se dirigían a los Estados Unidos, pero el guardia de seguridad se resistió, disparándole a los jóvenes. Estos lo hirieron con pistolas llevadas a bordo, obtenidas en su servicio militar obligatorio. Preocupados por el estado del herido, lo enviaron a tierra junto a un pasajero que rehusaba partir.

Alertadas las autoridades, ordenaron una persecución. Lanchas de alta velocidad de la Marina cubana alcanzaron la nave y dispararon a mansalva contra los pasajeros. Al no poderla hundir, pronto apareció un avión de la Fuerza Aérea, que también abrió fuego sobre el “XX Aniversario.” Finalmente, un barco especializado en trabajos industriales pesados entró en escena, embistiendo la sólida nave hasta que se hundió. La mayoría de los heridos y que habían logrado escapar sanos hasta el momento se ahogó. Aunque el barco tenía capacidad para 100 pasajeros, sólo sobrevivieron diez personas. El  número preciso de víctimas quedó en secreto, pero se cuentan al menos 56 conocidas, incluyendo niños de 3, 9, 11, y 17 años. No se les entregaron los cadáveres recuperados a sus familiares y se prohibió la realización de funerales comunitarios. El gobierno cubano declaró que había sido un accidente y amenazó a los sobrevivientes con prisión para exigir su silencio, manteniéndolos bajo vigilancia por años.

Catorce años después, el 13 de  julio de 1994, un grupo de alrededor de 70 personas, incluyendo muchos niños, abordó el remolcador “13 de marzo” de madrugada para escapar a los Estados Unidos. Cuando apenas salían del puerto de la Habana,  tres remolcadores que los esperaban en la oscuridad comenzaron a perseguirlos, echándoles chorros de alta presión.  Sin piedad arrancaron a niños que gritaban de horror de los brazos de sus padres y tiraron a varios pasajeros a ahogarse en el mar. Finalmente, uno de los remolcadores asesinos le propinó el golpe final al “13 de marzo,” hundiéndolo. Los pasajeros que habían buscado refugio bajo cubierta se ahogaron, atrapados y gritando, propinando desesperados golpes pidiendo ayuda. Los sobrevivientes se aferraban a la vida en mar abierto y en la oscuridad mientras los remolcadores del ataque daban vueltas en circulos alrededor de ellos, creando remolinos y turbulencias para ahogarlos. El ataque cesó repentinamente cuando un carguero con  bandera griega se aproximaba al puerto de la Habana y de la Marina cubana comenzaron a rescatar a los sobrevivientes. Al llegar a tierra, las mujeres y niños fueron interrogados a pesar de su trauma y enviados a sus casas. A los hombres los mantuvieron detenidos durante meses y endrogados. Ninguno de los cuerpos de las 37 víctimas, incluyendo 11 niños, fue devuelto a sus familias para su entierro. A los sobrevivientes y familiares de los muertos se les negó toda información y se les sometió a vigilancia. Muchos fueron despedidos de sus trabajos y acosados constantemente por la autoridades.

El gobierno cubano declaró que fue un accidente y culpó a los que escapaban así como a política de inmigración de los Estados Unidos.  Más adelante se supo que hubo infiltrados en el grupo que habían ayudado a planificar la operación para dar un ejemplo al pueblo. Los reclamos a nivel internacional  indujeron al gobierno a prometer una investigación. Sin embargo, galardonaron  al jefe de la operación, el piloto del remolcador Jesús González Machín con una medalla de “Héroe de la Revolución Cubana”. Las solicitudes de información y restitución por parte de organismos internacionales permanecen en el olvido.

Estas y otras tragedias en Cuba son ignoradas por los medios de prensa y la opinión pública mundiales. Peor aún, se ha pasado por alto el que durante décadas el régimen cubano haya asesinado a civiles que buscan escapar de su país. Cientos, quizás miles, han muerto a manos de las autoridades cubanas tanto en intentos de salida por mar, como buscando asilo en embajadas extranjeras o intentando entrar a la Base Naval de los Estados Unidos en Guantánamo. Hoy la afamada base permanece vedada a los cubanos por alambres de púa  y minas y vigilada por guardafronteras cubanos con órdenes de disparar a matar. El Código Penal Cubano todavía penaliza los intentos de salida del territorio nacional sin permiso del gobierno con veinte años de cárcel o muerte por fusilamiento. Miles han pasado por las cárceles cubanas por esos supuestos crímenes, incluyendo los presos políticos que en la actualidad sirven largas condenas.

Archivo Cuba hace un llamado a los gobiernos mundiales, a las organizaciones internacionales, y a todas las personas de buena voluntad a que hagan al gobierno cubano responsable de sus crímenes y a que exijan que se respeten los derechos fundamentales de los cubanos a  la vida, a la seguridad y a la libertad de salir de su país por voluntad propia.

Archivo Cuba
Iniciativa del Free Society Project Inc.
P.O. Box 529/Summit. NJ. 07902
Tel. 979.701.0520/ info@CubaArchive.org
www.ArchivoCuba.org

LA SANGRIENTA CORTINA DE HIERRO CUBANA

7 de mayo, 2007. Summit, New Jersey, EEUU.  Ante recientes informes de intentos de salida de Cuba, destacamos el asesinato sistemático que comete el régimen castrista contra civiles por tratar de huir de su país. Esto pone de manifiesto su profundo desprecio por la vida humana y se deriva de la insigne violación que comete contra el derecho fundamental de los cubanos de salir de su propio país.

El artículo 215 del Código Penal Cubano castiga con hasta ocho años de prisión los intentos de salida del territorio nacional sin previa autorización del gobierno. Si algún ciudadano trata de tomar alguna embarcación o aeronave para escapar –lo que es necesario ante la realidad de que todos son propiedad del estado y están estrictamente controlados– la sanción es de hasta veinte años de prisión o pena capital. Durante casi cinco décadas, miles de cubanos han sido apresados y mantenidos bajo condiciones horrendas por estos mal llamados crímenes. Hoy día, se sabe de varios presos políticos cumplen largas sentencias por tratar de escapar del país.

Pero lo que no dice el Código Penal es aún más chocante. La realidad es que desde sus comienzos el régimen cubano ha matado a civiles por intentar salir “ilegalmente” del país. En efecto, se estima que cientos, quizás miles, han sido asesinados por las autoridades por tratar de escapar por mar, por buscar refugio en embajadas extranjeras, o por tratar de cruzar hacia la Base Naval de Guantánamo de los Estados Unidos. Ese Guantánamo, ignorado por los medios de prensa y la opinión pública mundiales, permanece cercado con alambre de púas, separado por un campo minado y bajo la sombra de garitas vigiladas por tropas guardafronteras cubanas con órdenes de disparar a matar.

El esfuerzo incipiente del Archivo Cuba para documentar estas atrocidades ha arrojado a la fecha 247 víctimas de asesinatos y ejecuciones en intentos de huida de Cuba.  Este número parcial, que va en aumento a medida que la investigación progresa, ya ha excedido las 227 muertes en el Muro de Berlín. Se puede ver un resumen en inglés de estos casos en www.CubaArchive.org /english_ version/articles/89/1/Cubans-killed-for-attempting-to-flee-Cuba.  Un relato en inglés de la masacre de 1994 de 37 civiles en el remolcador “13 de marzo” está disponible en www.CubaArchive.org/english_version/articles/97/1/The-Tugboat-Massacre.

Para más información, favor comunicarse con:

Maria C. Werlau
Archivo Cuba
Tel. 973.701-0520
info@CubaArchive.org
www.ArchivoCuba.org

Este documento está disponible sólo en la página en inglés.

 

Este documento sólo está disponible en la página en inglés.

Este documento sólo está disponible en la página en inglés.

Este documento está disponible sólo en inglés.

Presione aquí para verlo doc 2.7.06_press_release

Este documento sólo está disponible en la página en inglés.

download_icon http://www.cubaarchive.org/downloads/CA19.pdf

La Hipocresía de Fidel: El Carnicero Máximo Guarda Luto al Defensor de la Vida

New Jersey, EEUU, 10 de abril de 2005.   Fidel Castro, en reciente movida propagandística, intentó subirle la parada al resto del mundo declarando tres días de duelo nacional con motivo de la muerte del Papa. No nos dejemos engañar por su farsa tragicómica. El asesino en serie de Cuba prestó oídos sordos a la petición de Juan Pablo II,  en  su visita a la isla en 1998, de que pusiera fin a la represión. El evidente menosprecio de Castro por la vida ―puesto de manifiesto en las sistemáticas ejecuciones y asesinatos de opositores y disidentes―  es bien conocido, documentado y continuo.

En abril de 2001, Fidel Castro declaró públicamente: “En nuestro país no han existido jamás escuadrones de la muerte. Ni un solo desaparecido, ni un solo asesinato político, ni un solo torturado…  Recórrase el país, pregúntesele al pueblo, búsquese una sola prueba, demuestre alguien que el gobierno revolucionario haya ordenado o tolerado un hecho de este carácter, y no volveré a ocupar una tribuna pública”.  Con la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas reunida en Ginebra, el ministro cubano de relaciones exteriores ha repetido esta absurda alegación.

El Registro de la Memoria Cubana, basado principalmente en el trabajo del Doctor Armando Lago, está investigando el saldo de víctimas del régimen de Castro. A pesar de la imposibilidad de operar dentro de Cuba, ha logrado documentar más de 8,000 ejecuciones, asesinatos y desaparecidos por motivos políticos.  El largo listado desacredita el alegato de Castro e incluye dos monjas católicas, doce líderes religiosos de otras denominaciones, docenas de menores, 29 ciudadanos estadounidenses, 28 ciudadanos de otros países y hasta mujeres embarazadas.

Un caso en particular sobresale por su conexión con la Iglesia Católica. El 3 de diciembre de 1980, los tres hermanos García-Marín ―de 25, 21 y 19 años de edad―, miembros de la perseguida secta de los Testigos de Jehová, buscaron asilo en la Nunciatura, embajada del Vaticano en La Habana.  Acto seguido, miembros de las tropas especiales del gobierno cubano irrumpieron en el local y se los llevaron bajo arresto. Poco después fueron sentenciados a muerte ante pelotón de fusilamiento, bajo la fabricación de que habían matado a un empleado de la embajada. Una madrugada varios meses después del incidente en la embajada, se los llevaron de sus celdas y nunca más fueron vistos.  La madre fue sentenciada a una larga sentencia en prisión por protestar el asesinato de sus hijos y fue en libertad varios años después cuando el hecho recibió atención internacional.  Murió en 1992 todavía implorando que le dieran “los huesitos” de sus hijos para su digna sepultura.

La larga lista de asesinatos extrajudiciales y ejecuciones incluye a muchos jóvenes líderes católicos, pero no obedece a filiaciones de ningún tipo ―ni religiosas, de género, edad, raza, ocupación o estatus socioeconómico. Muchos de los casos han sido reportados por organizaciones internacionales, incluyendo la O.E.A. y las Naciones Unidas, pero muchos otros son sólo conocidos por los sobrevivientes y un escaso grupo de interesados.  A numerosas familias se les han negado los restos para su entierro.    Aunque no esperamos que el mitómano cubano cumpla su palabra, para que no quede sin increpar, aquí va nuestro desafío: Señor Castro, pruebe que esto es incierto o retírese.

La cultura del respeto a la vida que promovió Juan Pablo II no ha llegado a Cuba. Recordemos las palabras del Papa: “Cada amenaza a la dignidad humana y a la vida debe, por necesidad, ser sentida en el mismo corazón de la Iglesia”. Que el mundo tome nota y rechace las patrañas de Castro.

Contacto:
Maria C. Werlau
Free Society Project, Inc.
Summit, New Jersey, E.U.
Tel. 973.701-0520
Info@CubaArchive.org

Este documento está disponible sólo en la página en inglés.

Corcoran Gallery suspends program at Cuba’s Interest Section amidst protests
November 24, 2004.

The Washington Post reported today that the Corcoran Gallery of Art has abruptly cancelled an evening program at the Cuban Interest Section scheduled for November 30th (“Corcoran Pulls the Plug on Cuba Night, p. C11.)   The announcement coincided with the initiation of a grass roots campaign protesting the event and questions by the U.S. government regarding adherence to regulations that restrict funds to the Castro regime.

Yale professor Carlos Eire, recipient of the 2003 National Book Award for “Waiting for Snow in Havana,”  expressed his dismay to Corcoran’s President David Levy in a harsh letter. Referring to the invitation to Cuba’s diplomatic mission as an opportunity to get in touch with the “real Cuba and it people,” he stated:  “Your phrasing raises a very interesting philosophical question:  Are Cubans on the island the only “real” ones?  Are exiles less “real” than the place they flee?”  Calling the Cuban regime “one of the most reprehensible in the world,” he added: “I am certain that back in the 1980’s, you would not have associated with any representatives of the former Republic of South Africa, with its apartheid laws.”   Among others who wrote in objection to the event is Elena Maza, Cuban American artist from Maryland who is a member of the Corcoran’s Alumni Association.

The Free Society Project wrote to Corcoran’s President and Chair of its Board of Trustees:  “It’ is truly objectionable that your distinguished institution affords legitimacy to officials who only represent a brutal tyranny and offers to serve as instrument of their senseless propaganda.
Hopefully, this has been an oversight by Museum staff unfamiliar with Cuba’s Constitution, Penal Code, and many other laws that clearly state that art and culture in Cuba are solely allowed for the purposes of the totalitarian Communist state.”  It offered to help organize an educational program on repression of cultural and artistic freedom in Cuba and bring Cuban artists in exile to recount their experiences.  Citing thousands killed or disappeared by the Castro regime, the letter highlights the 1979 assassination while under arrest of 16-year old Máximo Galán Zaldívar, detained at the State Security Office for “ideological deviation” for leading a rock and roll group.

The Free Society Project is a non-profit, tax-exempt organization that promotes human rights  through research, scholarship, and publications. Its Truth Recovery Archive on Cuba is documenting the cost in lives of the Cuban Revolution.

Corcoran had led educational trips to Cuba under general licenses issued by the U.S. Treasury Department to allow travel for people-to-people exchanges despite the long-standing embargo on Cuba.  The Bush Administration suspended general licensing for these exchanges amidst reports of widespread abuse as the Cuban government reaped the economic benefits while limiting free exchanges with the Cuban people. U.S. visitors reportedly enjoying highly structured and mostly tourist-oriented opportunities.

Contact:
Maria C. Werlau
President – Free Society Project, Inc.
Of. Tel. 973.701-0520
Mobile 973.219-7000

Este documento está disponible sólo en la página en inglés.